La forma del agua

5/22/2018

Al leer esta reseña, algunos se preguntarán que bajo que piedra he estado viviendo, pero la verdad es que, por alguna extraña razón, el cine y yo hemos "roto" relaciones, así que no he ido a ver ninguna película desde Septiembre pasado (ni idea de por qué, la verdad); por esto, no había tenido la oportunidad de verme la película, y pues mi oportunidad para acercarme a la historia era esta belleza de libro que me ofreció la editorial, así que no dudé en pedirlo, y lo que me encontré fue diferente a lo que me esperaba:

Datos generales: 


Título: La forma del agua (En inglés: The Shape of Water)

Autor(es): Guillermo del Toro y Daniel Kraus

Editorial: Ediciones Urano (Umbriel)
*Gracias a Ediciones Urano por el ejemplar*

Páginas: 384

ISBN: 9786077481164


Sinopsis: 

El visionario cineasta Guillermo del Toro y el renombrado autor Daniel Kraus combinan su formidable talento en una historia de amor tan conmovedora como fascinante. 
La forma del agua está ambientada en la ciudad de Baltimore en plena Guerra Fría, en el centro de investigación aeroespacial Occam, al que hace poco ha llegado un ser tan extraordinario como potencialmente valioso: un hombre anfibio capturado en el Amazonas...


Opinión: 

De inicio, tenemos a Richard Strickland, que se dirige a atrapar a la criatura llamada Deus Branquia, que parece ser más un ser fantástico que real, pero aventurándose en el Amazonas, logra su objetivo después de sacar a flote parte de su retorcida personalidad, con su respectivo trasfondo implicado; aunque su labor no terminará ahí, aunque él lo creyese así...

"...La ausencia de miedos puede ser malinterpretada como felicidad, pero no es lo mismo. Ni de lejos."

Ilustración del libro.
A partir de ahí, nos trasladamos a Baltimore, en dónde Elisa Esposito, una mujer muda vive sobre un cine y trabaja en el servicio de limpieza de Occam, el centro de investigación aeroespacial, dónde cruzará caminos con el Deus Branquia, en la sala F-1; siendo ella la única que, de una u otra forma,  logrará comunicarse con la criatura, y a partir de ello desarrollar una interacción mayor de lo que cualquiera de los investigadores o el mismo Strickland podría lograr...

"—Los seres más inteligentes —apunta con suavidad— muchas veces son los que menos ruido hacen. "

En todo ello, se ven involucrados algunos otros personajes que brindarán más tonalidad de la historia, entre los que se encuentran: 

General Hoyt: Que ciertamente no vemos aparecer "tangiblemente" en la historia, pero tiene mucho que ver en cierta parte de la trastornada mente de Strickland, al ser la persona al que le debe dar cuentas de todo lo que sucede, por los "lazos" que los unen.

Giles Gunderson: Vecino y amigo de Elisa. Un pintor, que por sus preferencias sexuales y la edad avanzada que tiene, es descartado de su trabajo sin importar su talento; pero tales acciones tal vez lo motiven a hacer algo que realmente le sea reconocido o al menos valorado como ayudar a una amiga cuándo esta lo necesitará más que nunca.

Laini Strickland: Madre de dos hijos y casada con Richard (de verdad la compadecía), y que ante el regreso de su marido piensa que la vida será viento en popa, pero que ante el inminente cambio en él, decide buscar su propio camino y lo que aprenda en el trascurso puede que le lleve a optar por un nuevo camino y otras decisiones.

Zelda: Compañera, protectora y amiga de Elisa, que si bien intenta adaptarse, al ser una mujer negra en un entorno ya de por sí racista en múltiples sentidos, a veces muestra parte de su incertidumbre al sentir que no encaja del todo. 

Bob Hoffstetler: Investigador que muestra interés en descubrir más sobre el Deus Branquia y como ello podría ayudar a los humanos; aunque parezca que oculta un secreto referente a quién en realidad es y sus motivos para estar ahí no sean simplemente para aportaciones de la ciencia de los Estados Unidos de América.

Todos ellos, en un entorno de finales de los 60's, no solo alternan capítulos en la novela, haciendo que descubramos un poco más de cada uno de ellos, a partir de una narración en tercera persona, sino que cruzarán caminos de tal forma que la vida de ellos se verá involucrada o por el lado de Richard, como el ser que no importa lo que deba hacer para lograr obtener algo del Deus Branquia y con ello deshacerse del general Hoyt para siempre; o por parte de Elisa, la cual no se puede permitir que algo le pase a tal criatura, y decide salvarlo de lo que parece su destino inminente.

"...¿En qué momento una anomalía deja de ser una anomalía y comienza a ser lo que sencillamente es?..."

Ahora bien, de lo que había oído de porque se titulaba la historia de la manera en que lo hace, era porque hacía referencia a que el agua no tiene una forma exacta, como tampoco el amor, y la novela lo retrata de tantas formas, puesto que esta la relación entre Elisa y el Deus Branquia, la relación interespecie; pero a su vez también está el amor propio que logran procurarse, ante las circunstancias, Lainie y Giles; el amor de la amistad, en fin, tantas formas de amor...

Si bien, siempre han gustado, e incluso podría decir que encantado, los trabajos de Guillermo del Toro en la pantalla grande, nunca había tenido la oportunidad de leer algo creado por él, así que de muchas formas fue una nueva experiencia, además del toque de Daniel Kraus; que de inicio, y por tanto detalle sentía que estaba leyendo un guión, que comenzó agobiándome porque ya saben que una es desesperada desmedida, por lo que me costo iniciarlo, no solo una, sino dos veces, pero que después de haber culminado, me permitió sentir que me había mostrado mucho más de lo que la película mostraba (aunque no quita lo de que lo haya sentido un poco lento, shame on me u.u); e incluso por comentarios de aquellos que, además, habían tenido la oportunidad de ver la película, se que en el libro conocemos mucho más de los motivos, de la personalidad, y de los "demonios" de todos estos personajes involucrados, y tan complejos como Guillermo sabe construir; aunado al hecho de que siempre he pensado que él le da una construcción impresionante al "villano" de la historia, de tal forma que odiar a tal personaje no es nada complicado, aunque no por ello descuide al resto de los implicados en la trama...

Gracias a lo novela, puedo decir que no me siento mal de no haber visto la película ganadora del Oscar, porque sin duda la retrató con mucho más detalle, pero no descarto verla más adelante...

Calificación:
4 de 5



¿Ya lo leyeron? ¿Qué les pareció? 

En caso contrario,  ¿se atreven a descubrir La forma del agua?


Hasta la próxima devoradores.









También podría gustarte:

5 Comentarios

  1. Hola!!
    Este libro tengo muchas ganas de leerlo, a ver si me hago con él.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que me llama más el libro que la película (suele pasarme jeje) y le tengo ganas. Espero que ese estilo de guión de cine no haga que el inicio a mi también se ponga cuesta arriba :)
    Un besin

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    La verdad es que tiene pinta de que va a ser precioso, fíjate que creo que es una historia que podría ganar bastante más como libro que como película.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola linda!!
    Yo tampoco la he visto pero el libro me gustaría leerlo, sin duda prefiero leer que ver y espero que me gusté más. Gracias linda ,es una reseña muy tentadora.besitoss

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! La verdad que quiero leer el libro porque la película no me fascinó y creo que la novela me gustará más. Además, conoceré más a los personajes e intuyo que empatizaré con ellos. No sé con lo que me encontraré pero por lo que cuentas no me voy a arrepentir :D.
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar

No dudes en hacernos saber tu opinión.

No. de visitas

Translate

Contáctanos

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *